Canal Gitano

En busca de una Proto-historia probable del pueblo rhom

Recuperando la memoria

camino borradoNo puedo entenderlo bien…

…explican que Caravanas con grupos o clanes de hasta 100 personas comenzaron a llegar a la península, a comienzos del siglo XV emplazándose preferentemente en la periferia de las principales ciudades o núcleos habitados. ¿Cuántas caravanas tuvieron que llegar para que a los ochenta y pocos años de su llegada, su inadaptación se convirtiera en un problema general en la totalidad de un territorio peninsular, no homogéneo, formado por diferentes reinos con distintos fueros y leyes?

También perseguidos en toda Europa. Curioso pueblo ese que no era capaz de adaptarse a ningún lugar, en tiempos de cruz y espada, que resistió cuantas calamidades le infligieron, mientras, una santa inquisición, perfectamente instrumentalizada en toda Europa, cercenaba cualquier rastro de disidencia dogmática. ¿Alguien puede explicar en qué momento se convirtieron esos gitanos extranjeros, en más cristianos que los habitantes locales, devotos católicos, colocándose incluso por delante de ellos, en la celebración de sus ritos y fiestas? ¿Alguien se atreve a negar el origen romaní de la fiesta romera? Cuesta creerlo, pero pero la historia asigna el origen a supuestas romerías a Roma.

No resulta fácil entender a qué peregrinaciones se pueden referir, cuando Roma persiguió a los cristianos durante tres siglos, hasta el año de su legalización, en el año 311 tras la promulgación del edicto de Milán. Cien años más tarde los godos de Alarico saquearon Roma poniendo fin al poder de la ciudad de Roma. No fue sede papal hasta el papa Martin V, tras el cisma de Avignon y el concilio de Constanza que tuvo lugar en el siglo XV cuando la ciudad del vaticano debía ser en áquel entonces poco más que un proyecto. Extraña historia la de las romerías a Roma, de las que no queda ningún rastro. ¿No serán “rhom-erias” o “rromerías”, referidas a las peregrinaciones religiosas realizadas por el pueblo rhom? Una fiesta de indiscutible esencia gitana, posteriormente españolizada en la península, e inexistente y nunca documentada como tal, en la Roma vaticana. Se puede entender de igual manera, que la guitarra flamenca acabase con denominación española. No resulta dificil apreciar la mano de algún oscuro interés, por favorecer la confusión acerca de su origen (existen indicios de la existencia de un instrumento parecido a la guitarra con lados suaves y curvos en la cultura egipcia).

¿Puede existir alguna otra razón, más poderosa que la poca adaptabilidad a las variadas costumbres del territorio, que pueda justificar esa pertinaz actitud oficial a lo largo de siglos por dificultar la integración de unos simples emigrantes hasta el extremo de intentar erradicar cualquier vestigio de su existencia? ¿Cómo pudieron desestabilizar la seguridad del territorio unos recién llegados harapientos? Hay algo aquí que no encaja. ¿Podemos hacer una reinterpretación de la historia, que puede dar explicación completamente lógica, a lo que se presenta como un galimatías?. Colocaremos la lente adecuada para enfocar esta Historia y encontrar la respuesta a nuestras preguntas.

Tras encajar las principales piezas del complicado rompecabezas que forman los episodios de la historia y enfocar adecuadamente el conjunto, aparecen argumentos razonables que sugieren un planteamiento muy diferente sobre el verdadero origen del pueblo rhom. Sus conclusiones, no tienen ningún parecido con lo que dicen quienes dedicaron su ciencia y esfuerzo a intentar demostrar como cierto el supuesto origen indio.

Desafortunadamente nuestra educación no ha sabido transmitirnos una linea del tiempo clara y bien documentada que nos permita comprender la historia universalmente. Puede despertar sospechas un sistema basado en la absoluta confusión histórica que siempre ha tenido de fondo, un componente religioso. Llegados al siglo XX, quien ha legitimado y dado fe de los acontecimientos de la historia oficial, ha sido también parte interesada en todos los episodios importantes.

Acostumbrado a escuchar que la historia la escriben los vencedores, desde este espacio, se dedica el nuestro esfuerzo a descubrir la otra cara, la historia de los perdedores, que no por eso es menos cierta.

Es un largo viaje el que hay que recorrer. Ningún capítulo por si mismo puede desvelar completamente el enigma. De igual manera que al adentrarse en un recorrido laberíntico, será al completar el camino, al situarte en su centro, cuando dispondrás de las condiciones adecuadas para extraer tus propias conclusiones. Es necesario ver la suma de todas las caras para identificar y comprender el conjunto.

Invito a leer sin prisa y disfrutando del camino. Buena lectura

 Visitar siguiente entrada: “Personal”

Deja un comentario

Canal Gitano © 2014